EUGENE MCDANIELS THE LEFT REV. MC D “OUTLAW”

eugeneEugene McDaniels

Outlaw

1970. Atlantic

Rock/Soul/R&B/Jazz-Rock/Freak-Folk/Protest Song

El eterno tema del doble: hay por lo menos dos Eugene McDaniels (en uno) que merecen destacarse en la historia de la música popular. Está Gene McDaniels, límpido vocalista de soul, en la línea aseada y elegante de Jackie Wilson o Sam Cooke, capaz de captar por igual a audiencias blancas y negras de la época con efímeros hits como el incontestable Tower of Strenght. Y está también Eugene McDaniels, alias el Reverendo de la Izquierda Mc D., lujurioso y un tanto lisérgico “cantautor protesta” de los setentas, poseedor de un personal y arrebatador estilo capaz de combinar la sensualidad funk a lo Sly & the Family Stone, la arenga soul más inspirada tipo Gil Scott-Heron con el freak-folk o el delicioso caos rockero de The Rolling Stones, etapa Exile on Main Street (1972), entre otros muchos desvaríos. El punto de inflexión existencial, y artístico, que llevó a McDaniels de “Gene” a “Eugene”, fue seguramente el asesinato de Martin Luther King, que le hizo primero refugiarse en Dinamarca y Suecia, y después a regresar a los Estados Unidos convertido definitivamente en el Reverendo McD. Antes de dar un giro completo a su carrera musical, ejerció también de compositor de talento al servicio de otros: su inspirada protest song Compared to What se hizo famosa a través de Less McCann y Eddie Harris, Roberta Flack o Dee Dee Bridgewater.

Eugene ya convertido en el Reverendo

Eugene ya convertido en el Reverendo

A principios de los setenta, el sello Atlantic le dio la oportunidad de llevar a cabo sus más logrados desvaríos sonoros, al menos en un par de ocasiones; aunque su segundo y excelente álbum, firmado como “Eugene”, Headless Heroes of Apocalypse (1971), fue finalmente “defenestrado” por el propio sello. Durante tiempo sus discos más interesantes y enloquecidos fueron tristemente difíciles de localizar, hasta que Spotify los puso a nuestro alcance a través de un simple click. Su primera tentativa, Outlaw, es, en mi modesta opinión, una pequeña obra maestra del crossover que merece mucha mejor suerte. Con el acompañamiento de una excelente banda de jazz-rock, comandada por el bajista Ron Carter (palabras mayores), McDaniels embriaga con su voz y discursea generosamente sobre un rico colchón musical. En el primer tema, Outlaw, se marca un mid-tempo memorable entre el country-folk y el R&B con ecos vocales de Mick Jagger; Saggitarius Red emociona con un crescendo que deja ganas de más; en Unspoken Dreams of Light se luce en un ejercicio de estilo entre el spoken word y el vocalese jazzístico; y en Black Boy ejerce de folkie californiano de altos vuelos. Outlaw, el disco, es tantas cosas a la vez que uno no se cansa de escucharlo: un libelo político que augura la iracundia hip-hop, un disco de soul trotón bañado en ácido, un magnífico disco de rock negro mezclado con mil cosas más…

Enric Ros

Anuncios