D. R. HOOKER “THE TRUTH”

dr hookerD. R. Hooker

The Truth

1972. Autoeditado (reeditado en 2000 por Subliminal Sounds).

Rock/ Blues-Rock/Jazz-Rock/Psicodelia/Funk Rock

Hoy les presento a otro adorable lunático de trayectoria efímera, sí, pero dotado de un talento sin duda superlativo; algo que ya empieza a ser una (mala) costumbre en este blog, y que nos confirma que la música popular está llena de talentos absolutamente desconocidos (y, en el otro extremo, de un montón de tipos sobrevalorados de los que ya nunca nos podremos librar). D. R. Hooker era un hippy oriundo de Connecticut que, según dicen, gustaba de llevar túnicas vaporosas y una barba poblada que le daban una inevitable apariencia crística. Al parecer, Hooker era además bastante amigo de consumir diversos tipos de sustancias psicotrópicas, mientras fantaseaba con llevar a cabo la música elegante y sensual que le rondaba por la cabeza, repleta de lujosos mid-tempos con estimables toques psicodélicos e influencias del blues, el jazz e incluso el funk.

drhookerarmageddonpromo

D. R. Hooker nunca fue profeta en su tierra

En 1972, Hooker reunió una sólida banda de desconocidos músicos de sesión para grabar un primer disco virtuoso llamado The Truth, que, dado que no parecía interesar a nadie, él mismo decidió autoeditarse. Al parecer corrieron por los Estados Unidos apenas cien copias de su opera prima; sin embargo, milagrosamente, alguien intuyó que la música que contenía merecía ser rescatada del olvido, y en el 2000 el sello Subliminal Sounds decidió editarla por primera vez en CD, lo que de algún modo podría considerarse su debut en el circuito comercial. De repente, unos pocos melómanos atentos descubrieron a un compositor espléndido, dotado de una bonita voz de barítono, que parecía haber surgido de la nada para a continuación volver a desaparecer sin más explicación.

Hoy apenas sabemos gran cosa más sobre Hooker: tan solo que, siete años después, grabó su segundo disco, el también muy apreciable, y por supuesto completamente ignorado, Armageddon (algunos mencionan otro disco en los ochenta, del que ni tan solo hay una imagen o una tracklist en internet). El resto de su existencia es –al menos para mí– un verdadero misterio. ¿A qué dedicó este hombre el resto de su vida, hasta fallecer en 2009 (según informa alguna que otra web especializada)? Como ven, The Truth no sirvió para convertir a su creador en ninguna leyenda de la música; sin embargo, si deciden darle la oportunidad que merece, descubrirán una sorprendente ristra de canciones melancólicas y embriagadoras, empaquetadas en un disco exquisitamente producido –pese a tratarse de un trabajo en teoría amateur–, que además contiene su pieza maestra particular: el tema Forge Your Own Chains, aparecido en diversos recopilatorios de pedigrí, donde Hooker se luce como crooner psicodélico de altos vuelos, sobre un colchón musical con excelentes arreglos de viento.

Enric Ros

Anuncios