JIM FORD “THE UNISSUED CAPITOL ALBUM”

JIMJim Ford

The Unissued Capitol Album

2009 (grabado a principios de la década de 1970). Bear Family Records

Rock / Country / Country-Rock / Pub-Rock / Soul-Rock / R&B

Hay artistas que fallecen en una lujosa mansión y otros que se largan al otro mundo desde una modesta casa rodante. Jim Ford pertenece, por supuesto, a la segunda categoría. Este cantautor originario de Johnson County, Kentucky (Estados Unidos), pero que pasó buena parte de su vida en Nueva Orleans, cultivó como nadie un peculiar estilo que combinaba los aromas country con los sugestivos ritmos del soul. Su talento compositivo y su emotiva forma de cantar cautivaron a songwriters de fuste del pub-rock como el gran Nick Lowe –que lo consideraba una de sus mayores influencias– o a soulmen negros como Bobby Womack –que dio a conocer una de sus mejores canciones, Harry Hippie– o Sly Stone.

Jim-Ford-black-and-white-photo1.jpg

Jim Ford, antes de convertirse en el enemigo de las discográficas

Lo lógico sería, si este mundo tuviera sentido, que todo el mundo conociera a Jim Ford. Sin embargo, las injusticas de la vida se unieron a un carácter indómito y a una cierta tendencia a viajar por el lado peligroso de la vida (Ford se alimentó durante muchos años de palas de cocaína, hasta que en 2004 superó su adicción, se convirtió al cristianismo y empezó a grabar nuevas canciones. Desgraciadamente falleció dos años después). En vida solo publicó un magnífico álbum, Harlan County (1969). Ford grabó otras maravillas, pero se enemistó con las compañías discográficas, como Capitol o Paramount, que le dieron la carta de despido y dejaron que sus cintas acumularan polvo en las estanterías.

En 2009 se exhumaron por fin sus grabaciones para Capitol, cuarenta años después de que el músico pasara por el estudio y fuera invitado a largarse por razones que, como dicen las notas interiores de esta edición, es mejor no mencionar entre caballeros. El álbum ni siquiera tiene título pero es una auténtica maravilla que debería ocupar un lugar de honor en la discoteca de los aficionados a la música norteamericana. Hay aquí bellas versiones de artistas admirados como Sam Cooke, y también preciosas canciones propias como Big Mouth USA, Harry Hippy o Go Through Sunday. Probablemente no debió ser fácil tratar con Ford, pero estas diez canciones informan de la sensibilidad portentosa de un artista que tenía el alma blanca y negra a la vez.

spotify:album:4ITKu0oJcycpO5Sa1iLCUf

 

Anuncios